Elegir dónde comprar. Especial Alimentación.

Muchos de nosotros nunca nos hemos planteado dónde nos es más rentable comprar. No solo las decisiones económicas deberían primarsi  en esta toma de decisiones, ya que existen otros factores intrínsecos que, de forma inconsciente se suelen pasar por alto. Por ejemplo, ubicación, calidad de sus productos y etiquetados, variedad de stock o número de referencias en los lineales entre otros.

Si tenemos en cuenta que detrás de las decisiones empresariales y de marketing que las grandes cadenas de alimentación aplican provienen de un análisis exhaustivo sobre gustos de los compradores, preferencias, evolución de los datos económicos propios o, incluso de la situación actual por la que atraviesa el País en el que se ubica, nos daríamos cuenta que incluso decidir en qué superficie comercial comprar no es tarea fácil.

Las grandes marcas realizan continuos cambios para fomentar que el cliente final invierta su dinero y su tiempo en sus establecimientos, por lo que, para ayudaros a tomar ésta decisión de “en qué establecimiento comprar”, creo que lo más importante es analizar una serie de criterios lógicos que a continuación os expongo.

Ubicación. Que la compra no suponga un “esfuerzo extra”, ya que por muy buenas promociones que activen, si su ubicación física nos aleja de nuestra casa, estamos invirtiendo no solo TIEMPO en desplazamiento sino recursos económicos en la mayoría de los casos asociados al desplazamiento, por lo tanto tenemos que plantearnos con qué frecuencia realizamos compras y, sobre todo, si en la mayoría de los casos tenemos que hacer uso de un vehículo para desplazarnos. Si llegas a la conclusión de que en la mayoría de las ocasiones esto te ocurre, quizá debas plantearte cambiar tus hábitos de compra.

En este punto tenemos que ser conscientes de que la proximidad / ubicación no es obligatoriamente un factor determinante pues, en igualdad de ubicaciones pueden existir grandes variaciones económicas sobre mismos productos, por lo tanto tenemos que conjugar la mayor cantidad posible de factores antes de elegir el establecimiento que creemos mejor se adecúe a nuestras necesidades.

Comparar. Como si se tratara de un “breve estudio de mercado”, aconsejamos que establezcamos una distancia máxima sobre la que estaríamos dispuestos a desplazarnos para ir a comprar y, obtener un listado de los centros comerciales / supermercados que se ubican en la distancia decidida para, realizar un breve estudio en cuanto a las promociones o precios medios de ciertos productos de referencia. En mi caso yo utilizo productos considerados de primera necesidad para obtener comparativas entre establecimientos; pan, leche, huevos, arroz y siempre, comparando en IGUALDAD de MARCAS. Con datos reales siempre las tomas de decisiones suelen ser más certeras.

Factores Empáticos. Si eres de los que crees que el trato personal también es importante y no solo es el dinero quien rige en tu decisión, te recomendamos que tengas en cuenta el personal, el trato del mismo y la facilidad para acceder a éstos en caso de requerir ayuda en momentos puntuales pues, si es este tu caso, seguramente tu decisión irá más enfocada a una pequeña tienda de proximidad (conocidas como “tiendas de barrio”), más que por una gran superficie comercial. Este tipo de establecimientos no solo tienen la ventaja de que su trato es más cercano y cordial (por regla general), sino que además (factor muy importante) las pequeñas tiendas aunque suelen contar con menos referencias en sus lineales, por regla general sus artículos suelen ser productos más frescos o de temporada en relación con las grandes superficies ya que, a nivel de logística no suelen depender de intermediarios facilitando la adquisición de artículos directamente desde el productor de los mismos, sin que el incremento en precio sea “drástico”, convirtiendo la compra en una tarea “llave en mano” o lo que es lo mismo, personalizada para cada cliente.

Marcas blancas. ESTE ASPECTO ME PARECE DE VITAL INTERÉS. Existen estudios que garantizan que a través de las marcas blancas se obtiene un ahorro medio en la compra que ronda el 40% del total. Tenemos que saber que una marca blanca no es más que productos que etiquetan bajo la denominación del supermercado en el que se venden y que suelen provenir de excedentes de fabricación de otras empresas (más conocidas o no) y que “re-venden” a un menor precio a las cadenas por provenir de excedentes, por lo que la CALIDAD no está para nada reñida en si el artículo está etiquetado bajo “Marca Blanca” o bajo la propia marca del proveedor del mismo.

Tecnología. Un supermercado que informe a los clientes y potenciales clientes, suele ser un supermercado viable. En el proceso de información se pueden utilizar diferentes canales; buzoneo, newsletters, catálogos online oficiales, cupones descuento…. Si contamos con este tipo de información, nos será más fácil comparar y poder optar a descuentos adicionales que normalmente se publicitan por éstas vías para captar posibles nuevos clientes. Un ejemplo claro en este punto son las compras por internet. El importe extra por este servicio no suele ser muy alto, por lo que merece realmente la pena si tenemos poco tiempo para realizar la compra semanal ya que además, suelen tener descuentos adicionales respecto a la forma de comprar clásica INSITU en los establecimientos comerciales para fomentar éste tipo de compra que, poco a poco se está imponiendo en nuestros hábitos de compra por el ritmo de vida que llevamos.

Como ves, no te estamos diciendo nada que no sepas, pero mediante éstas líneas lo que queremos es que te plantees que realmente comprar es un hábito casi diario y que de la suma de “muchos poquitos” se hace un “muchito” por lo que, no te dejes seducir únicamente por las marcas, sino haz un juicio de valores y llega a tus propias conclusiones valorando aspectos tales como los que te hemos venido exponiendo a lo largo del presente artículo.

¿Has comparado alguna vez en tu barrio la diferencia de precios de por ejemplo una botella de Leche?, aquí tienes tu respuesta.

Toma decisiones, pero tómalas con datos, no por impulsos.

Elección de establecimiento para compras
CAPTCHA
La siguiente pregunta es para comprobar que usted es un visitante real y evitar así spam.

Se encuentra usted aquí